Curso de Masaje Abhyanga Yoga

Curso de masaje hindú con aceites

Descripción del curso de Kobido

El kobido es uno de los mejores métodos de cuidado facial no invasivos: El masaje facial japonés, también conocido como “lifting sin cirugía”

El Kobido es una combinación profunda de los conceptos médicos japoneses tradicionales y su propósito es trabajar, específicamente, con los meridianos y tsubos faciales, para alcanzar un equilibrio entre la piel y los músculos llegando, finalmente, a mejorar el cuerpo.

 

 

Taller de Kobido

El curso incluye:

  • Libro de texto
  • Aceite facial
  • Todo lo necesario para la realización del curso.

Duración / Fechas

  • Sábado y Domingo de 9 a 14 y de 15 a 20 h.
  • 20 hs.

Próxima fecha:

  • 12 y 13, 19 y 20 de noviembre

Precio del Curso

Consúltanos
Más Información

Según la tradición japonesa, la belleza es el reflejo del equilibrio óptimo entre lo físico, lo psicológico y lo espiritual y llega de una forma natural cuando se consigue tener estos tres elementos en armonía. Tradicionalmente, en Japón, la cara es una de las partes primarias del cuerpo y, por eso, los problemas faciales revelan un desequilibrio del Ki (la energía vital). La belleza facial sólo es posible cuando el Ki está equilibra.

El Kobido se diferencia, fundamentalmente, de los masajes occidentales en que, mientras estos trabajan la superficie de la cara con movimientos suaves, el masaje facial japonés está basado en técnicas de percusión combinadas con técnicas de masaje profundo, que trabajan la musculatura que está debajo del tejido superficial, utilizando para ello mucha más presión que en el masaje occidental; también, en el Kobido existen una gran variedad de movimientos superficiales.

Esta variedad de técnicas requiere de una gran habilidad con los dedos, ya que es con el movimiento de los dedos y la manipulación de las manos con los que se recibe este masaje; que empieza por la nuca mejorando, así, la circulación de la sangre esencial para trasportar a los tejidos faciales sustancias como el oxígeno y otros nutrientes, reparando los tejidos dañados de la cara y favoreciendo la eliminación de toxinas, además, es una buena introducción a la terapia facial, porque es muy relajante y, muchas veces, la tensión acumulada se refleja en los músculos de la nuca.

Se realiza en tres etapas: limpieza, hidratación y estimulación. Es en la fase de estimulación, donde empieza toda una serie de movimientos cuyo único, fin es relajar los músculos contraídos favoreciendo, así, la eliminación de arrugas y la recuperación del aspecto de la piel; cuando los músculos están relajados la sangre circula libremente por ellos recibiendo, de esta manera, todos sus beneficios, por lo que el Kobido es eficaz para que las células de la piel puedan repararse y rejuvenecerse por sí solas. El masaje facial japonés es, también, de gran utilidad para las manchas de la edad, para la piel grasa o seca, el acné, las migrañas o el dolor en la articulación de la mandíbula.

Como vemos el Kobido pretende llegar más allá de lo que, habitualmente, entendemos como un masaje facial es decir, el simple hecho de que penetren una serie de productos, suavemente, en nuestra piel para hidratarla, nutrirla pero sin incomodarla.

Formadores

 

  • Paula Scapinachis Viacava

Titulación

Diplomatura privada que habilita para trabajar por cuenta propia y por cuenta ajena

{

Matrícula Gratuita

En el caso de abonar la totalidad del Curso al contado, la matrícula es gratuita.

Cursos Bonificados

Existe la posibilidad de bonificar la formación a través de la Fundación Tripartita, para trabajadores en activo y en régimen de la Seguridad Social.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

You have Successfully Subscribed!